Estilo,  Viajes

The Colony Palm Beach, un edén tropical en la Florida

Photo by Alejandra Escalante.

El lunes puede ser el comienzo de una agitada semana laboral en el resto del mundo, pero no en Palm Beach. Es la una y media del mediodía y todas las mesas exteriores de Swifty’s Pool – el nuevo restaurante en The Colony Hotel – están llenas. El clima no podría ser mejor: día soleado lo suficientemente cálido como para disfrutar de un almuerzo al aire libre, música de fondo, risas y copas de vino blanco y rosé que van y vienen. La atmósfera vacacional inmediatamente obliga a relajarse, a bajar el ritmo.

Se percibe de inmediato que la ciudad emula el Joie de Vivre en su mejor expresión, y The Colony Hotel es el elegido para vivirlo, tanto por locales como por turistas.Es la postal perfecta de Palm Beach. Su imponente fachada colonial pintada en rosa pastel y erigida convenientemente a solo pasos del océano Atlántico y de la famosa Worth Avenue, convierten a The Colony Hotel en el punto de partida perfecto para explorar a pie los puntos turísticos más destacados.

El Lobby

«The Living Room», el lobby en The Colony Palm Beach. Photo by Carmel Fasano Brantley.

Su lobby, recientemente renovado y rebautizado The Living Room, es un homenaje al icónico diseño interior de la isla en los años cuarenta y cincuenta. Sarah Wetenhall, dueña del hotel junto a su esposo Andrew Wetenhall, cuenta que el motor de la transformación ha sido devolver al espacio el encanto de aquellos tiempos. Inicialmente la atención se centró en sus paredes, las cuales fueron cubiertas por un mural que se convirtió en protagonista: un diseño inspirado en el original que adornaba el vestíbulo del hotel cuando abrió, en 1947.

Photo by Carmel Fasano Brantley.

La labor se encomendó nada menos que a de Gournay: la reconocida firma de empapelados de lujo, que conjuntamente con la señora Wetenhall, creó un fabuloso diseño tropical pintado a mano en el que se destacan la flora y la fauna lugareña junto a detalles característicos del hotel, como sus famosos martinis y su adorable mascota, el monito Johnnie Brown. Por su parte, Kemble Interiors, una destacada firma de diseño interior oriunda de Palm Beach y con sedes en New York y Londres, fue la encargada de darle personalidad al ambiente creando una estética acorde a la época a través de la restauración de sus pisos, de los detalles de iluminación y de la selección de un amoblamiento ecléctico y acorde a las necesidades. El fin era ofrecer a los huéspedes un espacio social y de relax que les transmita la sensación de estar en el living de sus casas. Una experiencia que también se traslada al staff del hotel, quienes definitivamente exceden todas las expectativas a la hora de dar atención al huésped. 

Imágenes by Carmel Fasano Brantley.
La firma de empapelados de Gournay junto a Kemble Interiors, fueron los encargados de darle personalidad al ambiente.

Servicio Personalizado

Al momento del check-in, un concierge entra en contacto con el huésped mediante mensaje de texto, ofreciendo una vía de comunicación ágil y accesible para atender cualquier requerimiento, prácticamente al instante. El hotel cubre todas las necesidades: picnic gourmet en la playa, traslado al mar en un adorable carrito de golf personalizado, auto con chofer para viajar a destinos aledaños, planchas de paddle, y la coordinación de diversas actividades. Todo es posible en este oasis tropical.

Amenities

El restaurante Swifty’s junto a la piscina del Colony Hotel Palm Beach. Photo by Carmel Fasano Brantley.

Los pasillos, ascensores y cada una de sus 89 habitaciones tienen personalidad propia. Una combinación armoniosa de estampados y tonalidades que en conjunto forman un visual único, un deleite para los ojos. La piscina y sus características sombrillas en verde y blanco son óptimas y confortables para disfrutar del sol de Palm Beach.

Romántico y elegante, el restaurante Swifty’s de noche. Photo by Carmel Fasano Brantley.
Photo by Alejandra Escalante.

Mientras que en el restaurante Swifty’s se pueden ordenar cocktails y aperitivos, almorzar o cenar bajo sus jardines colgantes con música en vivo cada noche. Bluestone Lane es una adorable cafetería que se encuentra anexo al hotel y se convierte en el lugar ideal para desayunar al aire libre y desembarcar en una salida en bicicleta -disponible para uso de sus huéspedes sin cargo– para explorar la isla.

La periferia de The Colony es perfecta: frondosas palmeras, delicada brisa marina, amplias residencias de jardines impecables y elegantes habitantes: una diversa comunidad internacional que transita el año entre Aspen, Nantucket, Long Island y distintos puntos de Europa. Solo tiene un defecto: se hace extrañar como aquel amor de primavera que en algún momento debe acabar.

The Colony Palm Beach, 155 Hammon Ave, Palm Beach, FL 33480

Como agente de bienes raíces en Miami, hace mas de una década recorro la ciudad día a día, no solo percibiendo el crecimiento inmobiliario, sino también presenciando su desarrollo y asentamiento como uno de los destinos mas atractivos del mundo. A Miami le ha llegado la hora y la idea es compartirlo!. Te invito a visitar mi pagina de Propiedades en Miami http://www.laurarobayna.com/