Viajes

Antigua Guatemala: Una Pequeña Ciudad de Enormes Atractivos

Visitar Antigua Guatemala es embarcarse en un viaje al pasado. Todos sus rincones, parques y monumentos han sido mudos testigos de una historia de más de cuatro siglos, por eso no es de extrañar que sus sinuosas callejuelas adoquinadas, iglesias, catedrales, antiguos monasterios y ruinas sean la columna vertebral de su rica oferta turística. 

Casas coloridas y callecitas adoquinadas, una típica postal de Antigua Guatemala. Imagen by Laura Robayna.

Estos atractivos son además complementados con maravillas naturales como lagos y volcanes, y espacios como sus coloridos mercados, museos únicos, restaurantes deliciosos y una oferta hotelera boutique donde se puede tener un hospedaje de ensueño en el corazón de Centroamérica. 

Antigua Guatemala y el imponente volcán de Agua. Imagen by Saulo Zayas.

La pequeña ciudad de inmensa riqueza arquitectónica, cultural y religiosa, lleva el gran nombre de Santiago de los Caballeros de Guatemala. Enclavada en el Valle de Panchoy, en las mismísimas faldas del volcán de Agua, este destino es fácilmente accesible desde Miami, y una travesía que todo aventurero debería vivir al menos una vez en la vida. 

Cómo llegar

A «La Antigua», como comúnmente se la llamase arriba por avión desde el Sur de la Florida via Ciudad de Guatemala y el vuelo dura menos de 3 horas. La mejor opción es volar directo desde el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) hasta el Aeropuerto Internacional La Aurora (GUA). El viaje por tierra desde el aeropuerto hasta Antigua puede llevar alrededor de 40 minutos y las alternativas para hacerlo incluyen tomar un taxi, rentar un auto y conducir por la carretera RN-10, o abordar un tradicional “autobús de pollos”. Este último método es más lento, pero será toda una aventura ya que es una de las formas tradicionales en que los locales se desplazan por el interior del país.  

Opciones de hospedaje

En Antigua Guatemala los hoteles no son simples lugares de descanso. La oferta hotelera es de alto nivel y permite a los visitantes respirar la misma atmósfera histórica de la ciudad, entre espacios sofisticados donde relajar cuerpo, mente y espíritu. 

Los huéspedes del hotel El Convento pueden llevarse un souvenir de las artesanas que todas las tardes tejen en su patio interno. Imagen by Laura Robayna.

Una opción para quienes buscan lujo y confort en pleno centro de la ciudad es el Hotel Boutique El Convento. Cada una de sus 25 suites tiene personalidad propia y sus amenidades pueden incluir patio colonial privado, chimenea, sala y comedor o jacuzzi.  El Convento también ofrece restaurante gourmet y organización de recorridos para quienes quieran conocer más la ciudad. 

Otro hotel imperdible en Antigua Guatemala es Casa Santo Domingo, construido para rescatar los vestigios de un convento del siglo XVII. Sus espacios, majestuosamente diseñados y decorados, promueven sobre todo el bienestar. Por eso, de sus 130 habitaciones, 26 cuentan con el concepto SPA Living. Aquí los huéspedes pueden tomar sol, relajarse en la piscina, los jacuzzis o en saunas húmedos y secos; y acceder a una curada carta de tratamientos holísticos que incluyen faciales de caviar y masajes con chocolate. 

Porta Hotel Antigua está localizado a solo 5 minutos a pie de la plaza principal y sus habitaciones y áreas comunes conjugan la riqueza arquitectónica colonial del siglo XVI con el confort y las amenidades propias de la modernidad, ¡lo mejor de ambos mundos! Sus hermosos jardines tropicales, amigable staff y exquisito ambiente convierten a este hotel en una apuesta segura para vivir días inolvidables.

Oasis en la ciudad: la piscina del Porta Hotel Antigua y sus bellos jardines tropicales. Imagen by Laura Robayna.

Experiencias gastronómicas

Conocer la gastronomía de Antigua Guatemala es de rigor para el viajero. Algunas opciones imperdibles son:

  • Mesón Panza Verde: Conocido por su atmósfera romántica y alta cocina, este restaurante (alojado en el hotel del mismo nombre), recibió el premio “Tenedor de Oro”, que se otorga solo a los mejores del país. 
  • Tenedor del Cerro: Su imponente vista a los volcanes y entornos llenos de naturaleza, arte y cultura hacen de este restaurante -localizado en el Hotel Casa Santo Domingo-, uno de los más recomendados. 

Qué ver y qué hacer 

El histórico Arco de Santa Catalina  by Angello Pro.

Nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, Antigua Guatemala guarda tesoros imperdibles para quienes aman la historia y la arquitectura. El trazado urbanístico de la ciudad está inspirado en los del Renacimiento italiano, por lo que un recorrido por sus calles y principales monumentos estará al tope de cualquier To Do List.  

Además, es esencial recorrer lugares como La Antigua Catedral de Guatemala, la Ermita de la Santa Cruz, el museo de la Universidad de San Carlos, El Palacio de los Capitanes Generales, el Mercado Las Ruinas del Carmen, el Cerro San Cristóbal, El Museo de Jade, la Ruta Santa del Hermano Pedro y El Convento y Arco de Santa Catalina. 

Organizar paseos a lugares de interés cercanos es otro must. Es posible pasar un día en el Lago Atitlán (y recorrerlo en barco), hacer una excursión a los volcanes Pacaya y Acatenango, explorar los pueblitos de San Juan del Obispo donde se produce vino artesanal, o visitar el mercado de San Antonio Aguas Calientes para presenciar el fascinante arte de las tejedoras mayas creando géneros tradicionales. Si de comprar jade se trata, nada mejor que tomar un bus a  San Pedro de las Huertas, donde se encuentran todas las versiones posibles de la piedra preciosa.

El Mercado Las Ruinas del Carmen, ideal para llevarse recuerdos típicos guatemaltecos. Imagen by Laura Robayna.
Arte colorido y diseños tradicionales Mayas.

Otra gran opción para los amantes del ecoturismo son las fincas, donde ofrecen variadas experiencias desde la siembra hasta la degustación del producto final. Dentro de las tantas alternativas, les recomendamos  Valhalla Finca de Macadamia donde además de la visita guiada se pueden probar platos creados a base de nuez  e incluso experimentar sus productos  sobre la piel con un masaje facial gratuito de aceite de macadamia, considerado el mejor humectante 100% natural  y sin preservantes. Por su parte Finca Filadelfia, es el resort por excelencia para aprender todo sobre el café. 

Llena de portentosas vistas de volcanes, maravillas arquitectónicas e inolvidables estampas cotidianas de sus habitantes, Antigua es sin duda un destino que vale la pena descubrir.